Jan Svankmajer : Jídlo [ Comida ]

Ahora que se acercan las fechas Navideñas y que el espíritu de la glotonería se apodera de nosotros y nos sentimos especialmente más dispuestos a demostrar que podemos atiborrarnos de comida hasta el hartazgo, viene como anillo al dedo recordar el fabuloso cortometraje " Jídlo " [ Comida ] de Jan Svankmajer. Quién mejor que el cineasta Checo para emitir un juicio muy claro acerca del acto de comer, y las relaciones humanas implicadas; comer para él es como una lucha violenta, la comida es algo repugnante un objeto de lujuria para el ser humano, como muestra en el corto Jídlo.
Sin embargo, y más alla de la seriedad con la que trata el tema y muestra su postura, un punto de comicidad a veces también macabro, y negro, atraviesa el corto, ironizando y reforzando el mensaje, en la exageración.


Jídlo [ Comida ], de 1992, es un tríptico compuesto por tres cortometrajes - desayuno, almuerzo y cena -, cuyos recursos expresivos asocian el trabajo de actores con la animación Stop-Motion, en este caso Pixilation y Claymation. Desayuno, la primera parte del tríptico, propone una transformación en el cuerpo de los personajes que los convierte, momentáneamente y mientras dura la comida del otro, en máquinas expendedoras. Svankmajer presenta a los personajes conectados a un programa que los hace entrar en escena como seres humanos, volverse máquinas y retornar otra vez a su estado primitivo. En este corto hay dos elementos inextricablemente unidos: el humano y el mecánico, y un código - el de la máquina - que debe ser descifrado si se quiere obtener comida.

El Almuerzo, la segunda parte, retrata a dos hombres compartiendo una mesa, uno rico bien vestido y el otro un tipo pobre de aspecto informal, llevan a cabo un delirante pique que parece un guiño a " La Quimera del Oro " de Chaplin: están en un restaurante, y a falta de conseguir la atención del camarero, los dos comensales hambrientos terminan comiendo todo a su alrededor antes de que uno devore al otro; la lectura más evidente encarna en el hombre rico al grueso de la alta sociedad y en el pobre a los necesitados, tratando siempre de imitar las acciones del rico sin éxito y condenados a ser devorados por estos. La cinta concluye con la Cena, donde los personajes continúan con su gula insaciable, terminando el día devorándose a sí mismos, el hombre destruye hasta su integridad sin que pueda ser detenido.

Caracterizado por el estilo visual único de Jan Svankmajer, este trabajo utiliza el poder expresivo de la imagen para dar fuerza a su crítica al gobierno y a la humanidad. Jídlo no es tan refinada como otras obras del universo Svankmajer, pero es una obra transgresora y poderosa que conjuga el surrealismo cinematográfico con la crítica social de forma creativa.
Si os apetece una dosis de Surrealismo Gastronómico, poneros cómodos en la mesa, y buen provecho.

                      Jídlo [ Comida ]. Parte 1






                      Jídlo [ Comida ]. Parte 2



0 comentarios :: Jan Svankmajer : Jídlo [ Comida ]

Publicar un comentario